Cuando la Unesco pidió que la Zona Colonial de Puerto Cabello se convirtiera en Patrimonio de la Humanidad, junto a otras zonas coloniales de Venezuela e incluso de otros paíse del hemisferios, lo hizo por la enorme conciencia que ellos poseen sobre la importancia que la conservación de estos patrimonios tiene, tanto en la reafirmación de nuestro presente, como en la riqueza de un legado para generaciones futuras.
Sin embargo, en Puerto Cabello, la demolición abrupta y salvaje de su primera casa , así, como el flagrante deterioro de toda la zona colonial , no tienen calificativo alguno, lo que allí ocurre es motivo de verguenza para todo el porteño quien ha visto como desde la ultima remodelación, una vez mas el mayor atractivo turístico pierde su belleza, y todo ante la mirada indiferente, o quizás aquiesciente de los responsables a cargo que pasan por allí a diario.

 

 

LAS RUINAS DE NUESTRO PATRIMONIO: