La madera y la piedra son sus elementos favoritos para tallar y esculpir.

 

* El Prof. José Viado en su casa de
Ibarras en la Bahía de Patanemo.

Figuras que emergen de la naturaleza misma.

El Profesor José Viado encontró su
Paraíso en Patanemo.

Este artesano, original, de la región de Oviedo, Asturias, norte de España vino desde muy jovencito a Venezuela con sus familiares, nos cuenta su propia historia: “ prácticamente aquí me formé, terminé el bachillerato, luego hice los estudios en Caracas, aunque siempre, como dice un amigo mío, siempre fuí un hombre de dos orillas, de aquí y de allá, o sea que tengo los amores divididos entre el original de España y tengo los valores y las vivencias y la tanta belleza que tiene este país, humana y natural, entonces ya soy prácticamente un desterrado en ambos sitios o un universal en ambos países,
Porqué escoge al Estado Carabobo como lugar para vivir?
- Fundamentalmente, he amado siempre al Mar Caribe y la expresión racial de las distintas etnias que conviven entonces yo, digamos que tuve la oportunidad de disfrutar mucho desde joven todas estas bellezas, las distintas bahía y playas, practicado submarinismo, etc, tanto de aquí como en las costas centro y orientales, Pto La Cruz, Cumaná, Carupano, todas esas partes y realmente llegué de forma accidental a Patanemo. me pareció un pueblo ideal, excelente en todos los aspectos, en donde yo me he encontrado realmente con mi nuevo hogar, la tierra prometida de alguna manera y aquí conocí a mi actual esposa, tengo mis niños, me he arraigado profundamente, independiente de lo que nos pueda deparar el destino futuro pero yo me encuentro en mi casa en el verdadero sentido de la palabra.
Cuál ha sido su formación académica?
- Si bueno, yo soy un hombre como renacentista, variopinto, me he formado en la Universidad Católica como Filósofo en Caracas, pero luego he hecho el doctorado en la Universidad Complutense en Madrid, después estuve un tiempo viviendo en España, pero me quedé viudo y decidí cambiar y regresar a Venezuela a retomar la vida aquí después de 18 años de ausencia y luego ya seguí con las cosas de escultura y pintura, aunque yo también de muchacho había tomado ya unos cursos, en pintura en lo que gané un premio de acuarela, cuando tenía quince años, pensaba luego estudiar arquitectura, pero no se me dio que fue otra vertiente a la considero como un arte habitable, siempre he tenido ese contacto permanente, y luego hice varios cursos de restauración, siempre estuve haciendo obras permanentemente, en varios campos y en varias experiencias y finalmente, después que me quedé viudo, de alguna manera, pienso que comencé a cristalizar toda esa vocación que llevaba por dentro y de que como estaba dedicado a otras actividades, no había podido dedicarme con mas ahínco, y aquí, en este sitio, Patanemo, pues ha sido un poco como el descubrimiento de esa vocación que llevo dentro y que ha sido para mi como una necesidad vital.
Usted alterna esta actividad con la docencia?
- Si, yo soy profesor en dos materias que me encantan, otros de los dos amores de mi vida, uno sería la sicología que incluso quise originalmente haber estudiado, pero que no pude estudiar porque no compaginaba con mi tiempo de trabajo y entonces tuve que estudiar filosofía, a mí me gustaba y tuve que simultanearla con mi trabajo en Caracas y luego realmente, la sicología y la filosofía, digamos son las dos grandes fuentes fundamentales, pero también mi interés enorme de mucha dedicación son los idiomas, yo hablo varios idiomas y también es otra de las cuestiones que he dado aquí en Puerto Cabello clases de inglés, de francés, de italiano, de portugués, entonces esa es pues otra de las vocaciones que a mi me encanta y que me abren también hacia el mundo de alguna manera.
Qué mensaje desea transmitir con las obras que realiza aquí, desde Patanemo?
- Para mí, realmente la estética siempre es algo connatural, implícito en mi forma de entender la vida, y sobretodo el hombre, desde el punto de vista filosófico, sicológico, el ser, la ontología mas profunda, entonces el arte me permite entrar como en esa faceta de investigación permanente, entonces, expresar sentimientos, emociones así como cuando estoy triste o algún evento me mueve profundamente como una tragedia, una desgracia, necesito escribir poesía por ejemplo y en ese momento es algo rápido, es como un destello y algo que permite como liberar mi mente, sacar algo que está allí. La escultura es algo mas reposado, es algo, un trabajo intelectual también, pero a la vez mas duro, me permite quemar toxinas, liberar estrés, para mi es algo como fundamental en mi vida. Entonces cuando me siento con necesidad de ir mas allá del quehacer normal, o hago poesía o hago investigación normal del tipo ensayo o poesía, pinto algo también, pero sobre todo la escultura es como la mas completa de entre las actividades que yo hago .
Es curioso, en Madrid he estado en unos círculos intelectuales donde habían poetas, filósofos, literatos, periodistas, pintores, escultores, todas esas riquísimas vivencias que son maravillosas del hombre, por eso decía que en ese sentido me siento como renacentista, yo no puedo ser un micro productor de algo en que me he especializado y tuve que abrirme hacia el mundo, abrirme hacia el hombre y la totalidad, entonces me parece que en el arte, en la escultura que es una especie de expresión solidaria en que debe de estar el hombre, y es como una presencia también, a veces cuando por algún motivo no duermo, no concilio el sueño me siento y converso casi espiritualmente con mis esculturas cualquier cosa, me recuerdan me traen otras expresiones, proyectos, es como una especie de conversación con el mas allá espiritual y es como algo profundo y estético a la vez, algunas veces dramático y algunas veces, profundamente tierno, entonces es una vivencia, digamos interna que experimento.
Cuál es el aporte fundamental que usted puede brindar a esta contemporaneidad?
Yo pienso que sin pretender sentar cátedra ni nada por el estilo, pero pienso que la humanidad, el ser humano necesita de la máxima expresión de convivencia, de tolerancia, el amor es la palabra y el amor es algo que engloba todo, el amor familiar, el amor filial, el amor supra humano si queremos hacia Dios o hacia otras creencias, entonces pienso que la cosa mas fundamental es esa vivencia, ese estar en tí mismo y con los otros a la vez, esa paz que se genera cuando hay una comprensión, una especie de comunicación, entonces nos estamos comunicando hacia esa expresión de amor, de convivencia, de cariño, eso pienso que es como entiendo la vida. Los tiempos se acortan y los espacios, podríamos estar conversando una noche, un día o la vida, los temas son inagotables, pero pienso que lo mas importante es el amor.