* En Gañango han construido ranchos sin respetar las leyes ni a la naturaleza.

* Por esta zona se desborda el Río Borburata, sin embargo los ranchos han sido construidos sin contemplaciones.

* La Sabana de Patanemo, refugio de aves y flora que siempre fué cuidada por los habitantes de Los Caneyes,
ha sido invadida por foràneos que estàn destruyendo este importante encanto natural.

* Rancherío invasor en la Sabana de Patanemo.

En plena Zona Turística.:


DESASTRE ECOLÓGICO
Y RIESGO DE VIDAS.

La desembocadura del Río Borburata, la Sabana de Patanemo y otros sitios de la Zona Turística No. 1 en el país estàn siendo destruidos por invasiones incontroladas que deterioran el ambiente y acaban con las bellezas turísticas y naturales.

En la zona de Gañango ha aparecido una comunidad de tablas que destruyo arboles, bambú y la morada de la fauna endémica, colocaron los ranchos en la zona por donde se desborda el río
en la época de las lluvias, poniéndo así en
peligro la vida de las familias que han invadido y devastado la ribera del Río Borburata.

En Patanemo, es el Incret que debe tomar cartas en el asunto ya que por años las comunidades respetaron las tierras que hoy han sido invadidas por foráneos.

Una serie de invasiones se han venido ocurriendo en el Edo. Carabobo, precisamente en zonas de gran belleza y alta peligrosidad para vivir. Tal es el caso de la devastación de arboles que hicieran en la entrada de Gañango, sin tomar en cuenta lo contemplado en la ley de costas que demarca 80 metros de distancia desde las orillas del río.
Así también en Patanemo, la hermosa sabana, por cierto, terrenos anegosos en la época de lluvia por donde se desborda el río, una serie de ranchos construidos han irrespetado lo contemplado en la ley y también violentado la voluntad del pueblo que durante años respetó esos terrenos, propiedad del Incret y que ahora han sido invadidos por foráneos ante la mirada indiferente de las autoridades competentes.