UN DIGNO EJEMPLO DE LO IMPORTANTE DE LA RESTAURACIÓN DE

LAS CASAS DE LA ZONA COLONIAL.

Leonardo Cañizales es un profesional venezolano, proveniente de Caracas y no escatimó esfuerzos cuando, fascinado con la Zona Colonial de Puerto Cabello, se preocupó también por el deterioro que esta presenta así que decidió invertir en la restauración de una de las casas de la Avenida Bolívar, su trabajo se ha hecho merecedor de grandes elogios y reconocimientos por el esmero con el que dio vida de nuevo a su casa ahora, a la que ha llamado “ Mestiza Fina”. En breve entrevista nos informa sobre tan brillante trabajo de restauración.

Los corredores coloniales han vuelto a cobrar vida en su mejor estilo.
¿ Que le atrajo de Puerto Cabello para invertir en esta zona? Preguntamos.
“La atracción de Puerto Cabello es primero que todo su lugar importantísimo en la historia, tanto de Venezuela como del mundo pero no solo eso sino por el abandono en que se encontraba, en un momento cuando se hablaba que todo lo viejo hay que destruirlo, me entró como cierta " frustrachera" por lo cual decidí recuperar algo que ya estaba perdido.
- Cuál ha sido la linea del trabajo de restauración?
- Tratar de mantener todo lo posible, recuperar lo mas que sea posible pero adecuarlo a la realidad porque hoy en día las necesidades son diferentes, pero mantener, en la medida de lo posible lo que era original de la casa y las transformaciones sub siguientes.
- Se respetó la parte exterior totalmente, mas bien se mejoró porque se depuró toda la destrucción que tenía la casa se recuperó. Ese es un trabajo importantísimo donde hubo que adecuarla a la realidad y colocar aire acondicionado que es imprescindible.

Los Balcones de Mestiza Fina,
al estilo de la Bella Epoca de la casa.

 

La remoción de frisos puso al descubierto bellas paredes originales.


- Qué mensaje puede ofrecer a los que piensan que demoler las casas de la Zona Colonial es lo mejor?
- Hay que respetar, porque lo que existe hay que respetarlo, tratar de mejorarlo, adecuando a otro nivel de realidad pero si respetar, porque quien no respeta, lamentablemente lleva a la destrucción.

La actualización del ambiente colonial combinado con un poco de naturaleza realza la imagen de la casa.

Leonardo Cañizales, disfruta con agrado de su inversión en la zona colonial.