El Buda se lanzo con todo.

Nuevo Restaurante en Gañango.

El popular prestador de Servicios Turísticos ha realizado también mejoras en la licorería y la posada.

Manuel Fernández materializo uno de sus sueños, como lo es volver al mundo gastronómico y para lograr su fin ha hecho una inversión considerable en el caserío costero de Gañango conformando un gigantesco salón que permite sentirse cómodo y con una sensación de bienestar, mas aun si consideramos el empeño esmerado por atender bien que ofrece el mismo Manuel. Dentro de sus presentaciones gastronómicas se destaca la carne en vara a la que ha sabido darle el punto justo, con detalles como el queso de mano, guasacaca y el guacamole ademas tiene como novedad las exquisiteces de la comida peruana, destacandose por el Ceviche y por el Asopado, quizás es este el único sitio en las playas que ofrece gastronomía variada que incluye y excede los platos típicos de la región

Un detalle esmerado de este restaurante es la gigantesca barra y la cómoda sala de espera que permite sentirse bien atendido desde el mismo momento de la llegada.
En fin, buena atención, deliciosa gastronomía, amplio estacionamiento y por si fuera poco una vista inusitada de una laguna que es un reservorio de aves exóticas que brindan un espectáculo natural a simple vista.
Felicitaciones al Galán, ahora también El Buda por este aporte al desarrollo del turismo en la región.
Este restaurante es ademas un sitio
para el turismo y la diversión.

 

 

 

Un amplio salón marca la diferencia en Gañango.

Amplia Barra y Sala de Espera.

El Ceviche y el Asopado, ´
salen deliciosos de esta cocina.

La posada tambien experimenta mejoras.