LA PRESENCIA DEL INCONSCIENTE….

José Sánchez es porteño y lleva adelante un centro gnóstico. Nos envío este interesante escrito para compartir sus conocimientos acerca de la disciplina para la auto conciencia.

LA ERA DE ACUARIO.
JOSÉ SÁNCHEZ

El legado más importante del psicoanálisis, reformulado por ese gran terapeuta de nuestros tiempos llamado Sigmund Freud, se puede resumir en el estudio del inconsciente y su innegable presencia, en la idea de que en nuestra anímica, en nuestra más intransferible intimidad, habita un YO MÚLTIPLE, “huéspedes malignos” o “Yoes” que desconocemos y que actúan al margen de la capacidad intelectual y de la propia voluntad-conciencia. Es decir, el psicoanálisis demuestra que ni siquiera somos dueños de nuestra propia casa, de nuestra alma, que subyace en estado de hipnosis, de sueño o de sopor, prisionera de fuerzas desconocidas que la mueven. Llámese Ego, “Yo”, “Yoes”, “sí mismo”, agregados psicológicos, pecados capitales, etc. Estos se encuentran en la mente, en los diversos departamentos subconscientes, inconscientes e infra conscientes, donde se podrá hallar el por qué de las guerras, la causa-raíz de las contradicciones, de los “complejos”, las desviaciones sexuales, los odios, las mentiras, la censura, la critica, y de manera global los orígenes de todos los males que afligen a la humanidad. La “Doctrina de los muchos”, es una doctrina psicoanalítica, donde quiera que el estudioso dirija su mirada, encontrará siempre la misma doctrina. Solo que con diferentes nombres. Verbigracia, la ciencia de los Náhuatl del México antiguo, desde el punto de vista psicológico o psicoanalítico reviste formas extraordinarias que bien pueden ser homologadas con la cultura griega, o con las formas sapientes de la India, Persia, Mesopotamia, etc. Véase que, una y otra vez, reiteradamente, los evangelios cristianos insisten en la necesidad de despertar, emparentándose con la “sabiduría de la muerte” preconizada por los egipcios. Pero el método, ya esta dicho, es el psicoanálisis intimo o auto observación, el estudio y comprensión del “Yo mismo”, de eso que piensa, siente y actúa. Este trabajo psicoanalítico es absolutamente individual; ninguna otra persona puede substituirnos en el intento de comprobar, dentro de nosotros mismos, la presencia del inconsciente, Jesús El Cristo, Gautama el Buda, Krishna, Quetzalcoatl, Hermes, Marco Cápac y otros hombre verdaderos en el sentido de la palabra, señalaron en camino, pero toca a cada discípulo recorrerlo por sí mismo.

La educación Fundamental afirma que el hombre puede salir de su estado inconsciente a lograr el control de la conciencia y adquirir autoconciencia. Normalmente la consciencia en el hombre permanece profundamente dormida, raros muy raros son los momentos en que la consciencia esta despierta; el hombre trabaja, conduce coches, se casa, se muere, etc., con la consciencia totalmente dormida y solo en momentos muy excepcionales despierta. La vida del ser humano es una vida de sueño, pero él cree que esta despierto y jamás admitiría que está soñando. La psicología Revolucionaria y la antigua Philokalia afirman que mediante grandes súper-esfuerzos de tipo muy especial se puede despertar conciencia y hacerla continua y controlable. Si el hombre tuviera la CONCIENCIA DESPIERTA, la tierra sería un PARAÍSO, no habría guerras, no existiría ni lo mío, ni lo tuyo, todo sería de todos; quien despierta la conciencia es un iluminado. Si queremos llegar a despertar de la conciencia, tenemos que trabajar con la conciencia aquí y ahora. Existen cuatro estados de conciencia: Eikasia, Pistis, Dianoia y Nous. -Eikasia ignorancia, crueldad humana, barbarie, sueño demasiado profundo, mundo instintivo y brutal, estado infrahumano. -Pistis es el mundo de las opiniones y creencias. Pistis son hipótesis, prejuicios, sectarismo, fanatismo, teorías en las cuales no existe ningún género de percepción directa de la verdad. Pistis es la conciencia del nivel común de la humanidad. Dianoia es revisión intelectual de creencias, análisis, sintetismo conceptual, conciencia cultural-intelectual, pensamiento científico, etc. -Nous es el estado de “Turiya”, la perfecta iluminación interior profunda. Nous es la clarividencia objetiva. Nous es intuición. Nous implica la ausencia total del Ego, del Yo, del Mi Mismo. La parte más baja del hombre es racional y subjetiva y se relaciona con los cinco sentidos ordinarios. La parte más alta del hombre es el mundo de la intuición y de la conciencia objetiva espiritual. En el mundo de la intuición se desarrollan los arquetipos de todas las cosas de la naturaleza. Quiero decirles para finalizar este tema, que lo más importante es eliminar el “Yo”, desintegrar todos los “elementos inhumanos” que llevamos dentro y el no IDENTIFICARSE UNO CON LAS DIFERENTES CIRCUNSTANCIAS DE LA VIDA para poder despertar la conciencia
TELÉFONOS 0412-7699148
Puerto cabello2005@yahoo.es