Una Joya que Brilla a través del Tiempo.

 

 

La restauración que experimentó el TEATRO MUNICIPAL DE PUERTO CABELLO en 1984, dió también lugar a la impresión de un documento donde se hizo un recuento de la historia de este templo de la cultura. Hemos reproducido fragmentos de este documento para contribuir así con la perpetuación de estos datos históricos. Presentamos además, consideraciones sobre la importante actividad contemporánea de este Patrimonio Cultural de Venezuela. Fotos: Rem, Editores y Sistemas.

 

 

 

 

 

“Aspectos Históricos del Teatro Municipal de Puerto Cabello.

La construcción de un teatro para satisfacer las necesidades culturales de la comunidad porteña se expresaron por primera vez en la segunda mitad del siglo 19, con el Contrato celebrado entre el Ayuntamiento y los empresarios García Meza en 1862. Sin embargo, es a partir del 19 de febrero de 1874, cuando se materializa esta noble ambición, propiciada en esta oportunidad por los señores Pedro A. Valbuena, Francisco Brandt y Francisco Jáuregui.
A partir de ese año y aprobado los planos que elaboró el Sr. Lucas Campi, quién fungió de Ingeniero-Director, se inició la obra, la cual fue interrumpida por falta de recursos. Gracias a la tenacidad y perseverancia de la nueva Junta de 1880, presidida por el periodista y editor Juan Antonio Segrestaa e integrada por los comerciantes Eduardo Benito Berrizbeitia, Pedro Sturup y Eduardo Baasch, entre otros, se prosiguieron los trabajos hasta concluirla en 1898.
El Teatro Municipal fue inaugurado aun sin concluir, el primero de Enero de 1886, siendo Presidente de la Municipalidad el General José Félix Mora y quedó definitivamente terminado a finales de 1898. Sus tablas, que conocieron Ana Pavlova, Carlos Gardel, Augusto Brandt, Teófilo Leal, Antonio Saavedra, Rafael Guinand, Jesús Izquierdo y muchos mas, sirvieron para estreno de la zarzuela “Alma Llanera” y anterior a su conclusión en 1898, habían actuado en ellas: la Compañía de Ópera Bufa Francesa, la Compañía Lírica Dramática de José María Azuaga, la Compañía Dramática de Antonio Viso. El Teatro Municipal de Puerto Cabello prestó sus servicios desde entonces pero por la falta de mantenimiento adecuado y el grado de deterioro fue clausurado en 1975.
En 1985 y por iniciativa del Dr. Orlando Sabatino P, el Consejo Municipal creó la Fundación Juan Antonio Segrestaa, para la conservación, mantenimiento y funcionamiento del Teatro. Durante el lapso 1977 – 1989 y a través del Ministerio de Desarrollo Urbano, el gobierno nacional lo remodeló y restauró para entregar en esa época a la comunidad de Puerto Cabello su remozado Teatro , testimonio centenario de las inquietudes y logros de hombres que como Juan Antonio Segrestaa, supieron dar lo mejor de sí para el avance cultural de su comunidad.
A pesar de que en 1977 se inició oficialmente su remodelación, no fue sino hasta 1984, cuando en forma seria y responsable se afrontaron las tareas que hoy nos permiten presentarlo reconstruido, restaurado y modernizado, a la comunidad porteña, a la comunidad nacional.
Esta hermosa obra de tres plantas, construida sobre paredes de carga, según las normas de construcción de la época y decorada siguiendo el estilo francés versallesco, llegó a tal grado de deterioro que su escenario sirvió de albergue a familias pobres que lo tomaron como vivienda, por lo que, para su reconstrucción hubo necesidad de desalojarlas a indemnizarlas. En 1984 dos equipos técnicos aceptaron el reto de su remodelación ya que era mas económico demolerlo y construirlo de nuevo para restaurarlo, debido a los daños en su estructura. Por una parte el equipo del Ministerio de Desarrollo Urbano, dirigido por la Arquitecto Nelly González Mata e integrado por las arquitectos Iris Meza y Emily Centeno, el Ing. Osbart Segura Romero, el Técnico Eudes Hurtado y el restaurador Martín Porras, quienes hicieron elproyecto de restauración, el cual no existía y de otra la Fundación Juan Antonio Segrestaa. La cual contrató al escenógrafo y diseñador teatral, Hermes Boza Müller para la supervisión técnica de los aspectos teatrales.

 

La lampara, un bjeto muy preciado.

Las galerías conservan su aspecto colonial.

Uno de los teatros mas hermosos de Vzla.


Las obras civiles a cargo de Mindur, fueron supervisadas por el Ing. Osbart Segura y el técnico Eudes Hurtado mientras que la parte teatral y los detalles de la restauración por Hermes Boza, quién diseñó el mobiliario, la decoración y el Foyer, siguiendo el estilo original , así como módulo acústico especial para el Teatro. La reconstrucción de las partes de madera la efectuó el ebanista Antonio Núñez, donde destacan la embocadura y la bóveda de Caoba,por su belleza.
Con esta reconstrucción y remodelación, cuyo costo ascendió a 50 millones de bolívares, el Gobierno Nacional con la colaboración de la Fundación Juan Antonio Segrestaa, rescató para el país este Ptrimonio Histórico Nacional y Cultural de Puerto Cabello, obra de gran hermosura y uno de los mejores Teatros Municipales de Venezuela.

 

La madera de caoba brilla en sus balcones y bóvedas.

El teatro despliega en sus rincones valiosas obras de arte.

Facilidades del nuevo cafetín.

Mejor iluminación y sonido ahora en el teatro.

Calles emblemáticas de Puerto Cabello.

 

 


ASPECTOS DE LA ACTIVIDAD CONTEMPORÁNEA DEL TEATRO.

 


Desde hace 17 años, cuando inició sus actividades la Revista Puerto Cabello, vimos con asombro y tristeza como todo este esfuerzo del año 1984 parecía perderse, el Teatro se fue deteriorando y sus actividades menguando, por falta de una gerencia productiva y el apoyo de la municipalidad de aquel entonces. No fue sino hasta la gestión del Alcalde Osmel Ramos y la incorporación de Orlando Rivas como Presidente de la Fundación Juan Antonio Segrestaa, y el trabajo de Nelson Vielma como Director de Cultura, cuando el teatro pudo ser rescatado una vez más y con mayor fuerza, sus salas se plenaron de actividades culturales y sus salones se convirtieron en espacios para el debate. Así también el Teatro recuperó su aire acondicionado y un nuevo brillo recorrió sus fachadas y pasillos. Centenares de artistas de las comunidades y estudiantes se han podido beneficiar con la recuperación de este templo cultural. Nunca antes el teatro llegó a las comunidades como en esta nueva etapa. Actividades que por cierto han ido menguando para dar paso a otras obras de carácter más comercial y menos trascendentales, que sí tienen su razón de ser pero que no deben poner de lado la efervescencia con que el teatro fue rescatado, con inclusión de todos, sin importar las tendencias. Una casa cultural donde todos tenemos un espacio.
Hoy el teatro es una interesante joya que no ha sido pulida para el turismo. Es una actividad que sin duda podría brindar enormes aportes. Desde nuestras páginas, deseamos saludar y reconocer el esfuerzo de todo el personal que allí labora, motivado y movido por el convencimiento de que tienen en sus manos, una verdadera herramienta para el desarrollo de Puerto Cabello y de Venezuela.

 

ORLANDO RIVAS: PRESIDENTE

NURAIMA ORTIZ: ADMINISTRADORA

MARLENE MOSQUERA : ASISTENTE ADMINISTRATIVO

ANGEL SEQUERA: DIRECTOR TECNICO

DARIBETH PINEDA: ASISTENTE DE PROGRAMACION Y EVENTOS

FRANCISCO ROMERO: OBRERO, CRISTOBAL DEGUIDA : OBRERO

 

 

 


NOMBRES Y CARGOS DEL PERSONAL DE LA FUNDACION JUAN ANTONIO SEGRESTAA:
ORLANDO RIVAS: PRESIDENTE, NURAIMA ORTIZ: ADMINISTRADORA ,
MARLENE MOSQUERA : ASISTENTE ADMINISTRATIVO, ABNER CUMARE : JEFE PROGRAMACION Y EVENTOS, DARIBETH PINEDA: ASISTENTE DE PROGRAMACION Y EVENTOS, KARLA CALDERA: PROGRAMACION Y EVENTO, ANGEL SEQUERA: DIRECTOR TECNICO, WILLIAMS MONASTERIOS: TECNICO EN TRAMOYAS, EDUAR SECO: TECNICO EN SONIDO, MELVIN PADRON: TECNICO DE LUCES, MEJIE ARTEAGA: OBRERA ,ANDREA MONTERO: OBRERA, MARIA RUIZ: OBRERA,YETHSABE ORTEGA : OBRERA, FRANCISCO ROMERO: OBRERO, CRISTOBAL DEGUIDA : OBRERO

 

Regresar?