Regresar?

Turismo e Historia.

 

El Ingenio Bolívar
en Aragua.

 

Este glorioso monumento del Patrimonio Histórico Nacional está siendo restaurado y es uno de los lugares que concentra la mayor cantidad de historia de Venezuela en diferentes aspectos, tales como el poderío de la conquista, el fervor independentista, la riqueza de la tierra, el amor del libertador y especialmente, la pasión por la libertad demostrada por el Neo - Granadino Atanasio Girardot. A tan solo hora y media de Puerto Cabello en el pueblo de San Mateo, Estado Aragua, es una experiencia imperdible para el reencuentro con la historia.
Bolívar pasó en esta vieja hacienda de caña y cacao una buena parte de su juventud. Aquí, al aire libre, estudió con su maestro, Simón Rodríguez, montó a caballo y nadó en el río. A los 20 años regresó a fines de agosto de 1802, con su esposa española María Teresa Rodríguez del Toro y Alaiza, ( 1781 – 1803) quién murió de fiebre amarilla seis meses más tarde en Caracas.
La guerra convirtió la hacienda en una especie de campo de guerra armado, en marzo de 1814 Bolívar se atrincheró con 1200 efectivos de infantería y 600 de caballería, a esperar refuerzos. Boves con 7000 de sus llaneros atacó repetidas veces, siempre rodeando el cerro. A pesar de que los patriotas ganaron la batalla al final, Boves tuvo la casa brevemente en su poder enviando por la noche dos columnas por los flancos de la montaña para descender desde arriba sobre el almacén de municiones detrás de la casa. Cuando iban llegando, el Capitán Antonio Ricaurte, un joven neogranadino de 27 años quien estaba de guardia de aquella posición y del arsenal, ordenó a todos replegarse más abajo del trapiche. Al penetrar el enemigo, el destacamento patriota enviado al trapiche vio con horror estallar el cielo en violentísima explosión, sobre sus cabezas. Ricaurte había destapado a culatazos los barriles de pólvora del parque y volado el arsenal, los casi mil hombres de Boves y él mismo.
Los cañones que están en el corredor son de la época. Dos, llamados culebrinas, son cañones de barcos que provinieron de Puerto Cabello.
Por: Janice Bauman y Leni Young.