NOTAS DEL EDITOR.

 

 

 

“La Paz es el camino” dijo el heróico líder místico Mahat Magandi cuando con valor y silencio pacífico llevó a su pueblo de la India hasta la liberación de las ataduras que por siglos había impuesto el imperio británico a una de las mas numerosas poblaciones del planeta. El pueblo de la India. Los venezolanos hemos tenido el gran privilegio de ser un pueblo que ha estudiado con ahinco la historia de los movimientos populares en muchos países, hemos visto con horror las terribles consecuencias de las guerras y hemos decidido evitarlas a toda costa como una forma vergonzosa para lograr un fín, en nuestro caso, sería el desarrollo y la independencia total.
El silencio también reinó en nuestro país por mucho tiempo, especialmente durante aquellos años de la supremacía de pocos medios de comunicación e
información que flagrantemente se dieron a la tarea de mostrar una sola cara de la verdad, desdibujando la historia y creando una versión conveniente y hecha a la medida. El pueblo embelesado con la vibrante fuerza de los medios de comunicación tendía, inocentemente a aceptar cualquier versión que se publicara en la prensa escrita ó en los medios audiovisuales. Por fortuna el avance portentoso de la tecnología y el viraje ideológico que ha experimentado el país han hecho posible que las grandes audiencias se fraccionaran y la supremacía mediática se desplomara. Muchas verdades que en su momento habían sido ocultadas salieron estrepitosamente a la luz pública y el pueblo finalmente pudo ver reflejada su propia historia, todos aquellos acontecimientos que enlutaron tantos hogares venezolanos y que fueron callados por malolientes cortinas de humo que buscaban engañar para dominar.
Sin embargo, somos un pueblo que no perdió su esencia amistosa, libertaria, que solo nos hemos movido militarmente para liberar y brindar ayuda a otros pueblos hermanos, porque al igual que el gran líder Indú, hemos aprendido que solo a través de la paz vamos a llegar al final victorioso en el camino que nos hemos trazado.
Que el final de este año que se vá y el inicio del que comienza siempre llenen nuestra vida, nuestros hogares y nuestro país con el glorioso sentimiento de la Paz.
Lic. Rodolfo E. Martínez R.
Director - Editor.
CNP 4105 - PNI 1319

 

Regresar?