EL FORTÍN SOLANO.

El Mirador de Solano fué ejecutado en base a planos elaborados por el Brigadier Agustín Crame, el más importante ingeniero militar que españa enviara a esos territorios, los cuales se firman y se fechan en Caracas el 15 de Mayo de 1778, la obra actual presenta la misma estructura triangular que ideara su autor, cuatro bóvedas interiores dos para alojamiento de la guarnición, una para almacén de pólvora y la última para víveres y pertrechos, en la Plataforma superior y por el flanco sur tenía ocho troneras, por el flanco norte y sobre la plataforma redondeada que hace su frente se colocaron baterías un aljibe hacía de punto central en una estrecha plaza de armas, tenía camino cubierto por el lado sur no fue terminada su ejecución. Don Pedro Carbonell, Gobernador y Capitan General de Venezuela ordenó la suspensión en 1800 de los trabajos por el elevado costo de los mismos. La obra fué ejecutada a partir del año 1778 sore la batería a barbeta, eso es sin troneras para cañones. La estructura hexagonal existente desde 1765 proyectada y construida por Don José Solano y el Conde Don Miguel de Roncallyh, a pesar de ser sus fuegos demasiado sijantes cubrían por el norte hasta la bahía y el pueblo. El principal objeto de su edificación fue sin embargo proteger el curso del río San Esteban, sobretodo el camino de Carabobo que entraba por el portachuelo en el Valle de San Esteban y bordeando el Pico Hilaria comunicaba con Valencia. El Mirador fué situado en sitio estratégico que domina hacia el mar desde la punta de Patanemo hasta los Cayos de Tucacas, por el este toda la avenida desde Borburata y Santa Lucía, por el sur la montaña la entrada del camino del Valle Seco y el camino de Carabobo, por el oeste la visión abarcaba varios kilómetros de playa y tierras planas, la solidéz de su construcción: Esta hecho de piedras de canteras explotadas en el mismo lugar y las cuales impidieron no sólo el deterioro ocurrido por el paso del tiempo sino los efectos de las guerras por no existir en el ejército de la república ni compañías de zapadores ni de mineros ni instrumentos adecuados, y ante el asombro de su estructura se salvó en Mayo de 1823 de ser volado por las fuerzas patriotas que se retiraban luego de sitiar la ciudad.

El Mirador dominaba y flanqueaba la llamada vigía baja construida a barbeta con la finalidad de proteger el río desde su desembocadura en el mar, además de impedir que cualquier fuerza sitiadora se estableciera frente al anegadizo que cerraba el arrabal de la ciudad por el sur, entre el Mirador y la Vigía Baja se construyó a barbeta la llamada vigía intermedia estos fuertes que no pasaron de ser plataformas para colocar artillería por la facilidad con la cual se tomaron en el primer sitio contra la Plaza fueron demolidos por los realistas. Cuando Alejandro Humboldt visitó la ciudad en 1800 la obra estaba paralizada, los fuegos del fortín jamás sirvieron para atacar buques en Bahía en defensa a la ciudad de los piratas, si se protegió con sus cañones el curso del río y un camino vital, el de la Cumbre Carabobo, actualmente llamado de los españoles para los planes defensivos de la urbe fortificada.

El capitán de la Armada Española, Don José Solano y Bote, Marqués del Socorro nació en Càceres, España, el seis de Marzo de 1726, estuvo en Cumaná, recorrió el Orinoco hasta los Raudales de Atures el 28 de Marzo de 1756, también recorrió el Caroní, efectuando estudios cartográficos, fue Cuarto Comisario de la Comisión de Límites entre los dominios españoles y portugueses antes había sido espada en mano de uno de los defensores de los dominios de su rey llamado El Soberbio en la Batalla Naval de Cabo Cisia contra la escuadra inglesa del Almirante Matews, 22 de Diciembre de 1744 en una nave de guerra contra el monarca mandará el navío Rayo haciendo méritos suficientes para que Carlos III lo encargara el 23 de Mayo de 1763 de gobernar la Provincia de Venezuela. Don José Solano en su afán científico hizo elaborar un mapa con especial señalamiento de los recursos de cada región para así desarrollar la agricultura y la ganadería.

Las descripciones histórico-geográficas nos permiten conocer a la distancia una Venezuela que fomenta sus riquezas y realiza un inventario de sus recursos, instaura las milicias regladas, cuerpos armados donde harán posteriormente su pasantía militar, buena parte de nuestros libertadores, combatió el contrabando con la Organización de Buques Corsarios. En 1765 procederá a instalar el Correo Marítimo en Venezuela estableciendo estafetas en Caracas y Puerto Cabello. Don José Solano dejó su nombre sembrado en Puerto Cabello convertido en piedra de Fortín.

Su ciclo vital continuará más allá de la Capitanía donde una vez representara a su rey. En 1771 fue promovido a la Gobernación y Capitanía General de Santo Domingo. Regresa a España y estará de nuevo en América, esta vez en su parte norteña en la reconquista de Florida 1781 y la toma de Pensacola. Carlos III premia su valor y lealtad con su ascenso a Teniente Coronel y la concesión del Marquesado del Socorro, más tarde recibe el encargo de derrotar de nuevo a los ingleses esta vez como Comandante de las Fuerzas Navales de la Corona. Al morir, el viejo capitán de la mar tenía en su haber 64 años de servicios contínuos a España y a su Rey.