DE PUERTO CABELLO HACIA EL MUNDO

El crecimiento de Internet ha comenzado a impactar la economía mundial, la enorme recesiòn econòmica que viven tantos países ha conseguido en la red una válvula de escape. La creciente lucha contra los virus que tienden a desestabilizar los avances de la www, es a diario superada por los softwares que los neutralizan, de manera que el avance de la red es algo que no se puede detener y sus incontrolables alcances se han tornado impredecibles, aún para los creadores del sistema. La particularidad que posee Internet para que el individuo pueda desarrollar el 99% de todas sus actividades con el mundo exterior permite que aquellos de decidan prepararse o alfabetizarse en el lenguaje virtual comiencen a tener en sus manos la mayor herramienta de un futuro inmediato, el acceso directo a la información y todo aquel que la posea podrá encontrar un buen lugar dentro de la competencia que se propicia debido al nuevo orden económico mundial. Puerto Cabello no se ha quedado atrás y si bien el caos de la ciudad y del país parecen por demás aletargarse, el mundo virtual si va a pasos agigantados, portales en la red y el crecimiento de los centros de navegación y los cibercafés están ya a la orden del día tanto en Valencia como en Puerto Cabello. ----------------------------------------------------------

Te inminent growth of the Internet has begun schoking worlwide economies, the net has become a scape to the countries with large external debts. The fight against viruses has been won and the net’s growth is totally unpredictable even to its creators. The fact of developing up to 99% of men external activities on the web is making great impact of those learning how to work on line, offering the chance for them to have a special place onto the world new economy system. Puerto Cabello has stepped forward and on the contrary of the slowness of the recovery of local and countrywise economy, the growth of the Internet is very impresive. Web sites, and navegation centers are already a fact on the every day life of Valencia and Puerto Cabello.

REGRESAR