PUERTO CABELLO HOY.

 

Mucho se ha escrito y dicho acerca de los apasionantes capítulos de la historia que incluyen a Puerto Cabello, una ciudad que ha despertado el interés de los más grandes investigadores quienes, como Alejandro Humboldt han tomado esta ciudad como musa inspiradora de un sinfín de artículos poemas y melodías En la actualidad los atractivos de Puerto Cabello podrían ser no tan heróicos o románticos, pero ciertamente estan lleno de un gran interés económico, que de ser bien utilizados podrán convertir a esta ciudad en la tacita de oro del centro del páís.

Encuestas recientes ubican a Puerto Cabello en el cuarto lugar entre las ciudades que atraen la mayor inversión nacional e internacional. Al hablar acerca de Puerto Cabello Hoy debemos pensar que esta ciudad, heredera de un basto tesoro histórico se encuentra viva en los inicios de un nuevo siglo. Por su condición de ciudad puerto y su estratégica ubicación geográfica en las costas del Golfo Triste, Puerto Cabello aparece destinado al progreso, el colapso de las metrópolis en Venezuela, y por otra parte, la falta de oportunidades que se viven en zonas del país que han sido muy deprimidas, hace de Puerto Cabello el lugar de mayores probabilidades para el desarrollo a corto plazo en toda el área del Caribe. El agotamiento del Puerto de la Guaira es otro de los factores que ha impulsado el súbito interés de las más importantes agencias marítimas nacionales e internacionales, así como también de empresas trasnacionales que operan en el país, están abriendo sucursales en nuestra ciudad, otros han llegado debido a la tragedia del Estado Vargas y ya están dirigiendo sus operaciones desde Puerto Cabello.

Las vías de transporte terrestre, operativas desde hace más de cuarenta años son la única opción para las cargas, además de un viejísimo tren que todavía y a muy duras penas transporta las enormes cantidades de materias primas que llegan al terminal portuario, Puerto Cabelloo cuenta también con un desperdiciado terminal aéreo de excelentísima ubicación geográfica, inexplicablemente inutilizado comercialmente, a pesar del intento de lineas aereas nacionales e internacionales por operar desde este terminal, lo que determinaría de forma radical el desarrollo acelerado de toda la región central del paìs.

¿ Còmo a pesar de tanto abandono, la ciudad mantiene este crecimiento?

Pareciera que la respuesta a esta interrogante es que todo es producto del destino o quizás el producto de todos los factores anteriormente mencionados que dan como resultado que aunque no lo quieran, el efecto positivo en pro del desarrollo de esta ciudad es definitivo. En la actualidad, centenares de Venezolanos han decidido invertir en Puerto Cabello instalando establecimientos comerciales de diversos ramos ramos, así como empresas de productos y servicios que amplían la gama de posibilidades de acción en esta región. Quizás muchos de ellos han visto en esta ciudad las posibilidades de progreso rápido en lo que tiende a convertirse el centro de desarrollo más importante del centro occidental venezolano, una especie de Puerto La Cruz, a mediano plazo. Por otra parte y como un fenómeno antagónico, muchos de los lugareños se debaten entre permanecer o seguir probando suerte en otras regiones de mayor desarrollo.

LUCHANDO CONTRA TODOS LOS CONTRATIEMPOS.

Una de las características más reconocidas en el gentilicio del porteño es su cordialidad, lo que hace que el visitante siempre se sienta bienvenido, sin embargo y con gran añoranza, la ciudad ha visto partir a gran cantidad de su talento que no han visto en Puerto Cabello el lugar para desarrollarse, quizás ahuyentados por el decir de que "nadie es profeta en su tierra". Puerto Cabello no ha podido escapar a los estragos de la corrupción que ha causado en todo el país, la pésima gestión administrativa municipal que se vivió en el final del siglo XX ha dejado una enorme huella que sólo con confianza y con mucha diligencia la ciudad podría cubrir a mediano plazo. Las señas de desarrollo se han sustentado en el optimismo y la dedicación de la empresa privada que valientemente ha luchado contra todos los contratiempos y ha logrado mantenerse e inclusive expandirse en medio de tan severa crisis que nos llevó hasta el nuevo siglo, pero, el destino que parece haber signado a esta ciudad ofreciéndole enormes esperanzas y un gran mensaje de optimismo para el nuevo milenio.

Regresar.